Mirabai Ceiba: sutilmente… directos al corazón

mirabai

El pasado sábado 28 de abril tuve la suerte de asistir al concierto de Mirabai Ceiba en Barcelona. Ellos son un dúo/pareja sentimental de mexicana y alemán que han encontrado una hermosísima forma de crear música que de verdad alimenta el alma.

Canciones y caricias

Su caso es un claro ejemplo de cómo las canciones pueden conducirnos a estados de ánimo de alegría, gozo, expansión, conexión. Ellos construyen sus melodías a partir de mantras sobretodo, pero también de sus propios textos o escritos de poetas de la antigüedad como Rumi. Y al poder profundo de esas palabras añaden una instrumentación delicada, que acaricia cada molécula que forma nuestro cuerpo-materia. ¿Cómo no vamos a estremecernos con tanta belleza?

Sutileza versus shock

Hay muchas formas de conectar con nuestros rincones más profundos. La de Mirabai es, desde luego, la sutileza. Y creo que trabajar con ese tipo de energía garantiza alegría y júbilo verdaderos. Digo esto porque cuando uno empieza a buscar conocimientos relacionados con la música o danza terapéutica, el cuerpo, las emociones, la sanación desde múltiples perspectivas, pues agradece que quien conduce las sesiones de aprendizaje (que suelen incluir la propia vivencia) lo haga con delicadeza, suavidad, calma, honestidad. O así lo siento yo. Y atención, no añadamos a estos adjetivos matices como la complacencia, superficialidad o pasividad. Todo lo contrario. Se puede ser dulcemente sincero y dulcemente directo. Se puede acceder a un dolor profundo con calma y suavidad.

Cierto es que no todos necesitamos lo mismo, ni buscamos las mismas cosas. Hay quienes responden mejor a estímulos chocantes. Pero, ante una persona o un grupo que va a abordar un trabajo de crecimiento personal, pienso que a través de la sutileza y la dulzura nos aseguramos establecer un vínculo sano y probablemente efectivo con la mayoría. Al terminar una sesión lectiva, o asistir a un evento artístico con fines espirituales, podemos tener una sensación de placer que lleve a nuestra mente a plantearse cosas como “ha sido bonito, pero poco profundo”. ¡Y no es así! A través de la belleza y la verdad también podemos aprender, modificar actitudes que nos dañan, ser más nosotros mismos.

El concierto de Mirabai me ha servido para reflexionar sobre todo esto; quizás ellos cuando empezaron a tocar no pensaban en sus conciertos como “sesiones de terapia musical”. Y no sé qué pensarán ahora, pero cuando les ves en escena transmiten una actitud de amor y generosidad que contagia a todo el público. Y eso… eso es muy terapéutico. No solo hacer el amor, sino hacer con amor, es la mejor sanación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s